Abril, el bello Abril

Arrancamos un nuevo mes y éste en particular tiene una historia conmigo y con Raffi.

Fue en Abril que me enteré que estaba embarazada de dos semanas.
Fue en Abril que mi emoción por ser madre me invadió el cuerpo y el alma.
Fue en Abril que empecé a tomar conciencia de que este nexo será por siempre.
Fue en Abril que me di cuenta que el hombre que toma mi mano y se convirtió en mi compañero de vida y aventuras se convertiría en un maravilloso padre (como lo es hoy)
Fue en Abril que construí castillos de emociones e historias de un mundo maravilloso que quería (quiero) para mi hija.
Fue en Abril que me re enamoré de la vida.

Por eso y más, siempre cantaré ¡Dios Santo Que Bello Abril!



Nada más que un susto

Esta mañana tocaron a mi puerta las vecinas anunciándonos (a mi esposo, Raffi, Manu (su nana) y a mi) que el depa del 5to piso se está incendiando. Nosotros vivimos en el piso 6 y vimos como el humo negro denso y sofocante subía por el balcón. 

Ricardo bajó listo para ayudar, rompió el vidrio de la manguera de auxilio, luego él y un vigilante rompieron la puerta del departamento listos para echar agua y ésta jamás salió.
Subió a bajarnos y ahí descubrí q puedo ser muy fría en asunto de emergencia, tomé a mi hija del brazo pedí a Manu cerrar la llave del gas, bajar la llave de electricidad y traté de calmar a la vecina que gritaba desesperada asustando al niño que cuida.

Bajamos, pasamos el piso 5 y a pesar de que la puerta de emergencia de ese piso estaba cerrada, salía humo que por horas estuvo en mi garganta.  Salimos y vimos a todos afuera, llegaron los bomberos y se encargaron de todo, a pesar de que sus mangueras tenían hueco


Gracias a Dios estamos bien, gracias a Dios estábamos todos, gracias a Dios tengo un esposo que es mi héroe y siempre está presto para ayudar, gracias a Dios por los bomberos y porque esto, lamentablemente será una lección que el vecino (y todos nosotros) debemos aprender sobre cómo cuidar nuestra casa de los chispazos eléctricos.



Qué mañana de viernes eh?




Hola

¿Pueden creer que no escribo ningún post desde el 25 de Julio del 2013?
¡Cuántas cosas han pasado!
Ya estamos cerca de terminar el 2014, yo he trabajado, dejado de trabajar, trabajado de nuevo y freeleando también.
El esposo y yo seguimos juntos, hace unos días hemos cumplido 6 años de matrimonio y vamos bien, ya nos tiramos las sartenes, hemos visto pajaritos al amanecer y escuchado violes cuando nos besamos (sí somos cursis, siempre se los dije) pero seguimos en el camino.

Mi hija, mi preciosa Raffaella tiene ya 4 años, el tiempo ha pasado muy rápido con ella y está cada vez más curiosa, quiere hacer todo, saber todo y estar en todas, veo mucho de la genética de su padre en ella, jaja, es muy divertido. Pero ella crece y me hace a mi crecer como madre.

Espero que estén todos bien (espero no escribir dentro de otro año y medio más) y que tengan una linda Navidad y un Próspero Año Nuevo lleno de propósitos por cumplirse, éxitos, mucha salud y properidad.

Un beso

Musicalizando


Este es el rap de una mujer que odia ser canienta

Hola soy Fiorella y…

Odio ser canienta

Odio ser canienta

¡Tengo más de treinta pero eso ya ni cuenta! Y

Odio ser canienta

Odio ser canienta

Esta es una herencia y eso a mí me llega porque

Odio ser canienta

Odio ser canienta

Voy a la peluquera…

 para que arregle este problema

Porque odio ser canienta

Odio ser canienta

 

¡Somos millonarios!

Señores, tengo algo que contarles.

Mi hija, Raffaella, oficialmente dejó los pañales.

Así es, luego de prepararla para este camino y ponerle pañales nocturnos "porsiacaso". Desde un par de días (el 06 de mayo para ser exactos) duerme con calzoncito y amanece seca.

Esto quiere decir que se acabaron los gastos "pañalescos". En resumen... ¡¡¡SOMOS MILLONARIOS!!!

:)





















Estoy segura que no se acuerdan cuando dejaron los pañales, pero tengan por seguro que sus madres y padres celebraron ese día ;)




Pensamientos Fiorelinos (Parte I)



Ir a una entrevista de trabajo es como asistir a tu primera cita te pones bonita, te preparas para lo mejor, piensas sobre qué hablarán y esperas que tu interlocutor también considere que tú eres "The One".




Las refrigeradoras me odian


Sí señores, el electrodoméstico rectangular que usualmente se encuentra en una esquina de la cocina M E  O D I A!!

Les cuento el porqué...


Cuando Ricardo y yo empezamos a vivir juntos, compramos muchas cosas, queríamos que la casa, el hogar, que formaríamos tenga mucho de nuevo, así, igual, como nuestra aventura de convivientes.
Decidimos que la refri, la cocina y la lavadora sea plateada, buscamos por diferentes lugares las tres B (Buena, Bonita y Barata) pero no encontramos, así que con un esfuerzo se logró obtener 3 electrodomésticos de buena marca, esos que pensaste que te durarían tanto como los de tu abuelita.

¡Ilusos!

La refrigeradora empezó a fallar al mes de adquirida, tanto así que nos dieron OTRA refrigeradora, gracias a la SAGRADA garantía de un año, la segunda refrigeradora funcionaba bien, hasta que empezó  a fallar y mi "no frost" se convirtió en un nevado que acogía a mis compras de la semana, volvimos a quejarnos pero ya se había vencido la garantía (fue allí que uno dice "Ya ves... la garantía extendida no era tan mala idea") entonces compramos otra refrigeradora.

Sí, 3 REFRIGERADORAS EN MENOS DE 3 AÑOS.

Esta última funciona bien, congela, enfría y mantiene los alimentos en buen recaudo. ¡PERO! cuando nos mudamos, al momento de enchufarla empezó a sonar extraño, como un zumbido raro, mi esposo la movió, a la izquierda, a la derecha y así media esquinada dejó de sonar, nos dimos cuenta que lo que le pasa a esta refri es aún más grave... EL PISO QUE LA ACOGE, ESE ESPACIO DE LA COCINA DONDE ESTÁ UBICADA...ESTÁ DESNIVELADO y no hay otro lugar para poder moverla.

Pero el problema no termina allí...

Cuando alguien la mueve y no "encaja" en la manera como debe estar, vuelve a zumbar fuerte, raro y cada vez más bullicioso. Es allí donde entra el esposo y encaja el bendito electrodoméstico a "su zona". Yo no logro ese "encaje", cada vez que la muevo... zumba, la muevo más, zumba más, la puteo, le digo que es inservible y ella me contesta zumbando más fuerte, así que lo dejo en manos del esposo para que pueda acomodarla y que me deje de estar zumbando la vida.

En conclusión, las refrigeradoras me odian y yo a ellas!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...