Piel y tinta

Los que me conocen un poco más saben que los tatuajes son lo mío. Me gustaron desde siempre. Es más, el primero me lo hice cuando tenía 17 años (shhhhhhhhh no se lo digan a mi hija)

En ese entonces, mi mamá me dijo "es tu plata, es tu cuerpo" así que yo aproveché (jeje) y me fui con una amiga hasta un estudio de tatuajes de Miraflores y ahí nació el primer tatuaje de mi vida, una flor, una rosa para ser más precisos. Una rosa que con el tiempo cambió de significado pero ahora sé que me representa, es delicada pero tiene espinas. Sí, definitivamente esta rosa soy yo.

Y bueno...

Pasó el tiempo y llegó el segundo, tercero, cuarto (jeje) y el quinto, que estoy completamente segura de que no será el último. Cada uno de mis tatuajes tiene un gran significado para mí, todos han llegado en el momento exacto y expresan en tinta lo que más quiero.



Ahora, el tatuaje número 5 tiene conmigo un poco más de un año y es aún más especial porque tengo representado lo más bonito de la vida, mi familia.





Aquí están mis abuelos (la tierra), mi madre (las raíces), el árbol (yo), la flor en el corazón del árbol (mi hija), el ave posada en una rama (mi hermana) y todo rodeado por el cálido atardecer del amor familiar.

¿Lindo, no? Busqué por mucho tiempo cómo representarnos y creo que se le hizo justicia.

Fue hecho por el talento extraordinario y paciencia infinta de Dresx. ¡Lo recomiendo a ojos cerrados!


Y ustedes, ¿tienen tatuajes? o sino los tienen ¿se harían uno?

4 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

¡PRIMEROOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Elmo Nofeo dijo...

Yo prefiero llevar tatuajes en el alma, esos son imborrables.

Un abrazo.

Jose Carlos dijo...

Me gusta tu tatuaje, los otros de que son?

Fiorella dijo...

Hola querido @Elmo. Estamos un poco dramáticos hoy ¿eh? ;)

Hola, @José Carlos. Los otros son la risa de mi hija, un ángel, una rosa, letras chinas y ahora uno nuevo que hablaré en otra ocasión :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...