Las refrigeradoras me odian


Sí señores, el electrodoméstico rectangular que usualmente se encuentra en una esquina de la cocina M E  O D I A!!

Les cuento el porqué...


Cuando Ricardo y yo empezamos a vivir juntos, compramos muchas cosas, queríamos que la casa, el hogar, que formaríamos tenga mucho de nuevo, así, igual, como nuestra aventura de convivientes.
Decidimos que la refri, la cocina y la lavadora sea plateada, buscamos por diferentes lugares las tres B (Buena, Bonita y Barata) pero no encontramos, así que con un esfuerzo se logró obtener 3 electrodomésticos de buena marca, esos que pensaste que te durarían tanto como los de tu abuelita.

¡Ilusos!

La refrigeradora empezó a fallar al mes de adquirida, tanto así que nos dieron OTRA refrigeradora, gracias a la SAGRADA garantía de un año, la segunda refrigeradora funcionaba bien, hasta que empezó  a fallar y mi "no frost" se convirtió en un nevado que acogía a mis compras de la semana, volvimos a quejarnos pero ya se había vencido la garantía (fue allí que uno dice "Ya ves... la garantía extendida no era tan mala idea") entonces compramos otra refrigeradora.

Sí, 3 REFRIGERADORAS EN MENOS DE 3 AÑOS.

Esta última funciona bien, congela, enfría y mantiene los alimentos en buen recaudo. ¡PERO! cuando nos mudamos, al momento de enchufarla empezó a sonar extraño, como un zumbido raro, mi esposo la movió, a la izquierda, a la derecha y así media esquinada dejó de sonar, nos dimos cuenta que lo que le pasa a esta refri es aún más grave... EL PISO QUE LA ACOGE, ESE ESPACIO DE LA COCINA DONDE ESTÁ UBICADA...ESTÁ DESNIVELADO y no hay otro lugar para poder moverla.

Pero el problema no termina allí...

Cuando alguien la mueve y no "encaja" en la manera como debe estar, vuelve a zumbar fuerte, raro y cada vez más bullicioso. Es allí donde entra el esposo y encaja el bendito electrodoméstico a "su zona". Yo no logro ese "encaje", cada vez que la muevo... zumba, la muevo más, zumba más, la puteo, le digo que es inservible y ella me contesta zumbando más fuerte, así que lo dejo en manos del esposo para que pueda acomodarla y que me deje de estar zumbando la vida.

En conclusión, las refrigeradoras me odian y yo a ellas!


4 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

Lo que hay que hacer es aplicarle silicona térmica entre el contenedor de agua y el motor.

Munani dijo...

Yo no sé de electrodomésticos, mi solución es: Cómprate una nueva y dile a la otra "jojolete ya te cambié!" ^^

sí, la solución más madura. Saludos!

Clonpi dijo...

Fio, yo que tuve la aventura de la convivencia y una hermosa refrigeradora que me duró casi 3 años sin ningún problema (luego de eso la vendimos y no se si sigue funcionando, aunque el comprador no se ha quejado hasta hoy), te diré lo que mis padres y sus padres (los de mi ex) nos recomendaron:

1. Las marcas antiguas son mejores que las marcas nuevas, por mucha publicidad que hagan estas últimas.
2. Las casas antiguas te dan más garantía que las nuevas, por mucha... etc.

Yo tuve una electrolux de 440 litros, plateada, y comprada en Hiraoka. Si compras en tiendas por departamentos es casi seguro que te irá mal, y encima ellos buscan la sinrazón para demorar su atención o no atender.

Saluditos :D

Fiorella Figueroa dijo...

Gracias por sus recomendaciones queridos míos.
Elmo que buena idea me has dado, veremos si esto ayuda.
MUNANI también lo pensé :p
CLONPI siempre las "viejitas" dan buen caldo (jaja hablo de las marcas antiguas) :p

Bsos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...