Primeriza en mil oficios

Mi profesión es periodista, pero cuando salí del colegio queriendo desesperadamente ser una Ingeniera de Sistemas (nada que ver con lo que soy ahora), mi mamá me dijo "hija, la plata no alcanza, hay que trabajar, luego estudiarás la carrera que quieres", yo entendí el problema y sin refunfuñar, empecé a buscar trabajo a mis 16 años.

Pasaron 2 meses y ya no me gustaba la tecnología porque tenías que saber mucho número y ellos y yo no nos llevamos muy bien, entonces analizándome consideré que la publicidad es una carrera muy apasionante, eso de crear y hacer comerciales, me deslumbró, entonces quería ser publicista, decidida en lo quería ser, tenía que juntar plata para mi matrícula y demás, entonces el trabajo perfecto para una casi niña de 16 llegó!!!.

Era una empresa que se estaba mudando de local, mi única tarea era dar la nueva dirección a los que llamen y recepcionar toda la correspondencia....CARAY!! eso quería decir que tenía una oficina vacía con un escritorio y linea gratis!!!, era lo máximo, fue justamente en ese primer trabajo que conocí el Cruce Telefónico, aventura que ya se las había contado , era un trabajito divertido, llamaba a tutiri mundi, hacía crucigramas, hasta dormía en la alfombra!!! -eso no habla muy bien de mi como trabajadora, verdad?- pero tenía 16 años y veía muy lejos mi título.

Cuando terminó el trabajo, me inscribí a estudiar publicidad en un Instituto (no muy conocido y ya desaparecido) por lo tanto, no había mucha gente inscrita en publicidad, así que el director me dió una opción: "No te vayas!, estudia locución, ya verás te va a gustar la carrera, bla bla bla" (misma profesora de Charlie Brown) y aunque no lo crean acepté!!!. Estudié locución por cerca de año y medio, cuando justo el pequeño curso de periodismo me empezaba a deslumbrar, se volvió a ir la plata y otra vez el mismo dialogo:

"Hija, la plata no alcanza, hay que trabajar, luego terminas la carrera"

Es comprensible, llegan las vacas flacas y una se las tiene que buscar sea como sea....
Así empecé por 2 años y medio, de aqui pa lla de allá pa ca fui de todo: recepcionista, vendedora de ropa, encuestadora de Popy Olivera (buscaba firmas para su postulación) jajaja, obviamente mi opinión no contaba porque por mi, no buscaba ni una sola firma!!, regresé a ser vendedora (caray! como piden esos puestos), degustadora de supermercados y al final me quedé como anfitriona.

Cuando ya había más dinero, mi mamá me dijo:¿ Retomas la carrera o quieres otra cosa? Cómo ya estaba enamorada de ese pequeño curso llamado PERIODISMO 1, decidí convertirlo en carrera, ingresé a la Escuela de Periodismo Jaime Bausate y Mesa (si, si ya sé donde estudió la chismosa de Magaly Medina) PERO NO ES LA ÚNICA!!! ese mismo dialoguito me ha traído loca por mucho tiempo....

En fin, los "trabajitos" fuera de carrera han sido un sustento para ésta, además he conocido mucha gente divertida y no todos los ratos eran malos ni tediosos, ahora, ya profesional, mi trabajo se aboca a lo que he estudiado, enfocando a lo que he aprendido siendo vendedora, anfitriona, toda una relacionista pública "informal", pero sobre todo me ha enseñado a que una persona trabaja no importa si es fuera de tu profesión, pero lo hace con mucho orgullo, ganas y dedicación, muchos "mil oficios" anda por allí, ganándole al día a día.

Y eso es lo que los hace GRANDE

1 comentario:

Peregrino dijo...

Lograr nuestras metas parte de la voluntad de querer lograrlas, puediste optar por lamentarte, por dejarte ir, por no retomar; pero hiciste lo que hace alguien con voluntad, terminar y ahora haces lo que quieres hacer.

Eso no tiene precio.

Nos leemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...